Enviar por Email  | Versión para imprimir  |  |  

Pierde el IMSS 85% de demandas laborales

Advierten expertos que le podrían faltar recursos para pagar sentencias

Leslie Gómez

Abogados laboristas aseguran que, aunque son tardados los juicios, es muy común que los trabajadores ganen las demandas al IMSS. FOTO: Reforma

Ciudad de México (14 febrero 2011).- El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) pierde 85 de cada 100 demandas laborales que enfrenta ante trabajadores.

Por esos juicios se ve obligado a pagar anualmente más de 11 mil millones de pesos, cifra que representa casi la tercera parte de los cerca de 38 mil millones de pesos que eroga en pensiones.

De acuerdo con su informe de evaluación 2009-2010, el IMSS reconoce que el número de juicios laborales aumentó 15 por ciento el año pasado y que, actualmente, enfrenta 154 mil demandas, de las cuales 90 mil son de carácter laboral.

Incluso asegura que uno de los principales riesgos financieros que enfrenta, luego del pago de pensiones, son las demandas laborales.

En tanto, la Unidad de Estudios de Seguridad Social y el Trabajo (UESST) reveló que, de los 90 mil litigios laborales que enfrenta el Instituto, 70 por ciento, es decir, 63 mil, corresponde a pago de prestaciones, pensiones y jubilaciones.

Otro 20 por ciento, unas 18 mil 600 demandas, se debe a despidos injustificados y cálculo de finiquitos, y el 10 por ciento restante, unos 9 mil casos, a reclamaciones y pagos de finiquito incorrectos e indemnizaciones.

Especialistas en materia laboral advirtieron que el IMSS debe buscar un esquema para reducir el número de demandas que registra, las cuales constituyen el 58 por ciento de los juicios interpuestos ante la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje.

Asimismo, coincidieron en que una de las razones por las que el IMSS enfrenta en promedio 7 mil nuevas demandas es la mala administración del Instituto, por lo que propusieron la creación de un órgano que resuelva los asuntos en contra del Seguro Social, a fin de evitar que los trabajadores denuncien y el IMSS tenga más pérdidas.

Eduardo Pérez, presidente de la UESST, que aglutina a abogados laboristas, advirtió que es un asunto grave, pues es común que el IMSS niegue pensiones o prestaciones a los derechohabientes y que existe el riesgo de que, en algunos años, el Instituto no tenga suficientes recursos para cumplir las sentencias.

Acusó que el Seguro Social tiene muchas deficiencias y esta es una de las razones por las cuales vive una economía desafortunada.

Por otro lado, Arturo Alcalde, abogado laboral, aseguró que el IMSS tiene el récord del instituto más demandado, pero también del que más juicios pierde.

"Está cada día perdiendo más juicios laborales, incluso personal de confianza ya demanda porque, como ciudadanos, tienen derecho, y, aunado a ello, el IMSS tiene más de 150 mil jubilados", dijo.

En este sentido, sostuvo que el porcentaje mayor de juicios que enfrenta el IMSS son con la figura de asegurador y no como patrón.

No obstante, señaló que se trata de un problema serio que refleja la administración que se hace del Instituto.

"Es más caro el costo del litigio que pagarle al trabajador desde el principio, llega a perder más en subsidiar el trámite que lo que originalmente hubiera costado. Por ejemplo, es más fácil que pague 6 mil pesos al trabajador que pagar un juicio que le va a costar 300 mil pesos", dijo.

Alfonso Bouzas, investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México explicó que cuando una relación laboral concluye se convierte en controvertible, y si el Seguro Social no asume su responsabilidad puede ser demandado como asegurador y casi siempre lleva las de perder.

"Es un problema muy grave, porque el IMSS tiene que responder en los juicios lo que se negó a pagar al trabajador, si quisiera verdaderamente resolver los conflictos reconocería los errores y no pondría a trabajar a las Juntas de Conciliación, porque sólo prolonga lo que inevitablemente tiene que hacer, pagar a fin de cuentas", destacó.

 

'Gané y me pagaron hasta prestaciones'

Tras laborar 15 años en una empresa de vigilancia, Álvaro fue despedido junto con varios compañeros. Todos se pusieron de acuerdo y demandaron a la empresa y al IMSS. Cuatro años después lograron que les pagaran más de 6 mil pesos a cada uno y sus prestaciones íntegras.

"Después de varios años, como cuatro, varios trabajadores ganamos el litigio, y se condenó al Instituto a pagar salarios caídos, vacaciones y aguinaldo", apuntó, "me pagaron hasta las prestaciones".

Enrique era un trabajador de limpieza que decidió jubilarse. Al tramitar su pensión se dio cuenta de que el IMSS hizo mal el cálculo y pretendía pagarle menos de lo que le correspondía, por lo que decidió demandar.

"Yo gané mucho tiempo después porque se negaban a darme lo que me correspondía, finalmente mi abogado me dijo que podía meter la demanda, porque era muy probable que la ganáramos, por eso decidí meterla, aunque pasó mucho tiempo, pero después me otorgaron lo que me correspondía, porque el laudo fue favorable", señaló.

El trabajador aseguró que al principio no sabía si existía la posibilidad de denunciar al Instituto, pero al consultar a varios abogados todos refirieron que el IMSS tendría que darle lo que por derecho le correspondía.

El abogado Eduardo Pérez asegura que el trabajador tiene 60 días después de la rescisión de su contrato para interponer la denuncia en contra de la empresa o del Instituto, si éstos se niegan a pagar lo que por ley le corresponde.

Sin embargo, reveló que una vez interpuesta la denuncia, el trabajador tiene que esperar hasta un año para poder acudir a la primera audiencia.

"La primera audiencia se puede llevar a cabo después de más de un año, porque hay tantas demandas que los libros están llenos de audiencias, incluso hay una junta especial para ver casos contra el IMSS", indicó.

Por otra parte, reveló que existen empresas que le han ganado al IMSS litigios por diversos casos y que a pesar de que el laudo salió a su favor, no cumplen con lo que deben pagar sino hasta muchos años después.

"Existen empresas que han ganado litigios, y no hay cumplimiento, porque es mucho dinero el que están pagando", resaltó.

"Es un problema donde lo que hace el Instituto es por principio de autoridad y no porque lo asista la razón. Hay muchas demandas por despidos injustificados y mientras continúen con esta negativa a otorgar las prestaciones, van a tener problemas en sus finanzas".

Reforma
14/02/2011

Comparta esta nota:     Del.icio.us del.icio.us    Fresqui Fresqui    Menéame menéame    Technorati Technorati