Enviar por Email  | Versión para imprimir  |  |  

"El Chapo" incumplió el pacto de cárteles: La Barbie

La redacción

MÉXICO, D.F., 1 de septiembre (apro).- La guerra entre los cárteles de Juárez y de Sinaloa fue el detonante de la violencia que vive actualmente el país, y todo comenzó porque Joaquín El Chapo Guzmán rompió el pacto de no agresión que sellaron los jefes de todas las organizaciones en Cuernavaca, Morelos, a mediados del 2007, reveló Edgar Valdez Villarreal, La Barbie.

"Comenzó todo por Juárez (Chihuahua). Pues (El Chapo y su gente) no querían al JL, el que le manejaba las cosas a Vicente Carrillo. Supuestamente ellos quedaron que se iban a arreglar con Vicente para poder pasar por Juárez, y comenzaron a pelear porque se miraron feo, nomás comenzaron a pelear porque… porque así es", dijo con voz pausada.

En su declaración ante la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) federal, La Barbie revela que en el último año y medio Arturo Beltrán Leyva, El Barbas, se drogaba mucho, y quería matarlo cuando lo veía, por lo que él se distanció, y cuando el líder de los Beltrán lo llamaba, le daba largas para reunirse con él.

Sin embargo, negó que la muerte de El Barbas --o El jefe de jefes—haya empeorado la confrontación entre los cárteles, y confirmó que el día de su muerte, el 16 de diciembre, Arturo Beltrán le pidió ayuda para escapar porque estaba cercado por la Armada y él le sugirió entregarse.

La respuesta de Beltrán fue que no se iba a dejar, y que prefería morir.

"Después me pasó a uno de ellos, que me dijo que (Arturo) no dejaba salir a nadie".

En su confesión, Valdez Villarreal no ocultó su aversión por Los Zetas, a los que considera un peligro para las demás organizaciones criminales, porque no respetan los acuerdos.

"Pues sí (son un peligro), porque no respetan esos. Pues la verdad son mugrosos. Para mí que ni su mamá los quiere", afirma con un acento norteño.

Respecto de la guerra entre Vicente Carrillo y Joaquín Guzmán, La Barbie aseguró que las diferencias resurgieron luego de la reunión en Cuernavaca, donde todos los capos hicieron un pacto de "no agresión".

"Había una cuerdo, que Los Zetas iban a hablar sólo con Arturo, y con él se arreglaban. Después comienzan las envidias y ya, todo lo de la guerra, pero con El Chapo... Entre Arturo y El Chapo y El Mayo Zambada, e Ignacio Nacho Coronel, todos ellos".

Luego Valdez Villarreal insiste en que fue El Chapo quien rompió el pacto alcanzado entre los cárteles en Cuernavaca.

"Lo que sé, que El Chapo le metió gente, como que no respetó el pacto de él, le comenzó a meter gente (a Vicente Carrillo) que le mataba gente, y decía que él no, y sí, era la gente de él. La gente de abajo era la que decía que no y se peleaba la gente de abajo, la gente del Chapo con ellos y así comenzaron a pelear. Y entonces hablaban y hablaban y hablaban; había muchas juntas, pero eso nunca se arregló, porque no estaban de acuerdo", soltó.

También dijo que los Beltrán y él quedaron en medio de la disputa y que, a la fecha, se mantiene el pacto de no agresión con el cártel de Juárez.

"Nosotros hasta ahorita no peleamos con ellos. No somos amigos, pero hay un pacto: que no peleamos, aunque a veces hacen cosas ellos pero está parado todo ahorita con ellos. Ellos están peleando pa' Culiacán con El Chapo".

En el interrogatorio también conocer a Juan José Esparragoza, El Azul, que estuvo en la junta de capos y después iba a comer a Cuernavaca con frecuencia.

A Vicente Carrillo dijo no conocerlo, porque no iba a las juntas, enviaba un representante y se comunicaba por radio ya iniciada la reunión, para hablar con los asistentes.

De Nacho Coronel recuerda las promesas de ayuda al grupo de los Beltrán, que nunca se cumplieron.

"(Nos decía) que le echáramos ganas, que nos iba a apoyar, igual que El Chapo: que nos iba a mandar un millón, en cada junta nos iba a mandar un millon y no mandaba ni un cinco".

Proceso
02/09/2010

Comparta esta nota:     Del.icio.us del.icio.us    Fresqui Fresqui    Menéame menéame    Technorati Technorati