Enviar por Email  | Versión para imprimir  |  |  

Daña a arrecifes mala navegación

Advierte diagnóstico sobre impacto de contaminación y pesca excesiva

Adriana Alatorre

Arrecifes de QRoo. FOTO: Internet

Ciudad de México (27septiembre 2009).- Los impactos de embarcaciones dañan en promedio 2 mil 350 metros cuadrados de arrecifes de coral al año en las costas mexicanas, de acuerdo con estimaciones de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp).

La dependencia documentó 41 casos de encallamiento en arrecifes mexicanos ocurridos entre 1997 y 2008 que ocasionaron daños severos en 28 mil 170 metros cuadrados de esos ecosistemas.

En el "Manual Coordinado de Procedimientos Ambientales, Administrativos y Legales para la Atención Inmediata a los Arrecifes por Encallamientos", publicado en julio pasado, detalla que el 71 por ciento del daño se registró en las costas de Quintana Roo y Yucatán.

"Las principales causas registradas (de los encallamientos) han sido las condiciones meteorológicas adversas, imprecisiones en las cartas de navegación, falta de señalización y negligencia o impericia de los tripulantes, así como accidentes provocados por fallas mecánicas en las embarcaciones", indica.

"Se pronostica un probable incremento en la frecuencia de accidentes, no sólo por encallamientos, sino por posibles colisiones entre embarcaciones o derrames de sustancias, debido al intenso tráfico marítimo en la región", advierte.

El daño directo por un encallamiento, señala, se ve casi siempre incrementado posteriormente por las maniobras necesarias para la liberación de la embarcación.

"Los encallamientos de todo tipo continúan siendo la principal fuente de daño físico a los arrecifes", subraya.

Aunque el área dañada representa menos del uno por ciento de la superficie total de arrecifes en las costas mexicanas, la Conanp advierte que el costo ambiental de los percances es muy elevado.

El daño en la estructura de un arrecife, apunta, puede extenderse con tiempo a grandes distancias, en particular durante tormentas y huracanes.

La restauración de los arrecifes afectados, indica, implica cuantiosos recursos.

El costo de reparación del daño causado por el encallamiento del buque "Cembay", en abril de 2008 en una zona arrecifal situada frente a Xcaret, Quintana Roo, ejemplifica, asciende a alrededor de 3.2 millones de dólares.

La Conanp advierte que, además de los encallamientos, los arrecifes enfrentan numerosas amenazas, como enfermedades y presencia de especies invasoras; la sedimentación y aumento de nutrientes por descargas de aguas residuales; la pesca excesiva; los derrames de aceites y combustibles, y el blanqueamiento por la pérdida de algas.

"El impacto del desarrollo turístico sobre los arrecifes incluye desde la construcción de hoteles hasta las plataformas y zonas marinas destinadas al uso de turistas. Las construcciones reflejan su impacto como daños físicos sobre el arrecife, así como a través de la contaminación con descargas de aguas servidas no tratadas", agrega.

Aporte

Además de ser una de las mayores reservas de biodiversidad en el mundo, los arrecifes coralinos proporcionan servicios ambientales de un alto valor económico y constituyen un recurso muy importante para la actividad pesquera, el turismo y las industria farmacéutica.

De acuerdo con la Conanp, la pesca en los arrecifes del Caribe genera ganancias anuales superiores a los 300 millones de dólares, mientras que el buceo en las zonas de corales de la región dejan una derrama de mil 200 millones de dólares.

El 50 por ciento de los medicamentos contra el cáncer, destaca, proceden de organismos marinos que viven en los arrecifes.

"Para avanzar hacia una verdadera economía de los arrecifes de coral es preciso asumirlos como unidades productivas estratégicas, generadoras de una corriente de beneficios sociales y patrimoniales que deben ser reconocidos y valorizados", plantea.

Reforma
27/09/2009

Comparta esta nota:     Del.icio.us del.icio.us    Fresqui Fresqui    Menéame menéame    Technorati Technorati