Asaltantes de joyería en Cozumel, contratados en Toluca y Distrito Federal

Gustavo Villegas, Julián Miranda, Marco Do Castella

COZUMEL, Q. Roo.- Un comando armado integrado por 10 sujetos asaltó con lujo de violencia la joyería que en octubre del 2011 fuera asaltada por otro grupo criminal en Cozumel.

Haciendo disparos al aire provocaron terror y pánico entre turistas y comerciantes que en ese momento se encontraban en el malecón de Cozumel.

“Yo escuché los disparos y vi a un hombre con una metralleta en la mano. Tenía el rostro tapado y habían bloqueado el malecón con una camioneta para poder asaltar la joyería”, dijo una mujer testigo que desde la calle observó la operación que duró cinco minutos.

Como en el robo anterior, fueron contratados en Toluca y el Distrito Federal, para cometer el asalto a cambio de 50 mil pesos cada uno.

La tranquilidad de la isla se rompió por el sonido de disparos y gritos alrededor de las 3:15 de la tarde del martes, en pleno centro de la ciudad.

Taxistas y transeúntes que se encontraban cerca de la calle Dos norte con la avenida Rafael E. Melgar, donde se ubica la joyería Diamonds Internacional, se ocultaron en negocios cercanos o detrás de vehículos.

La gente corrió en todas direcciones mientras un grupo de encapuchados descendió de una camioneta tipo Van con vidrios polarizados y placas MLF-80-76 del Estado de México.

Entraron a la joyería donde con marros rompieron aparadores para luego sustraer joyería y relojes finos. La acción duró pocos minutos. Un policía de guardia en el sitio debió entregar su arma al verse superado en número.

Las llamadas de auxilio al 066 entraron una tras otra al conmutador, mientras los asaltantes escapaban rumbo al norte del malecón.

Después de 45 minutos, elementos de la policía municipal apoyados por sus homólogos del 23 Batallón de Infantería de Marina hallaron el vehículo en la calle 12 bis entre las avenidas 30 y 35 de la colonia 10 de Abril.

Los vecinos sólo vieron descender de ella a seis personas. Todos eran jóvenes. En el interior dejaron abandonada ropa, alguna de ella con sangre, un marro, cubre bocas, pasamontañas y guantes de látex.

La búsqueda siguió y a las 4:14 por las frecuencias de radio se escuchó a alguien dar una dirección:
“Calle 4 norte entre 30 y 35”, fue la frase.

Los vecinos vieron gente sospechosa entrar a un complejo de apartamentos y los reportaron a las autoridades. Policías municipales y marinos cerraron el perímetro e ingresaron al inmueble. La Policía Federal y Judicial del Estado también llegaron al lugar.

Minutos después fuertemente escoltados 12 hombres y una mujer fueron trasladados a las instalaciones de Seguridad Pública.

Hasta el cierre de esta edición sólo se sabía del aseguramiento de un arma de fuego. El botín no aparecía junto con otros tres asaltantes que están prófugos.

SIPSE
13/03/2013
Sección: 
Etiquetas: